Nacionales

Así operaba el “Rey del Voxer”, el falso representante acusado de abuso sexual, extorsión y corrupción de menores

Cristian Montes de Oca se hacía pasar manager de artistas para filmar las violaciones y prostituir a sus “representadas”. Está detenido. Detalles exclusivos del expediente

El 13 de marzo pasado llegó un llamado anónimo al 145, la línea para denuncias contra la trata de personas. Del otro lado, una mujer contaba sobre un hombre llamado Cristian Miguel Montes de Oca. que se hacía pasar por representante de artistas pero que, en realidad, abusaba sexualmente de menores, filmaba esas violaciones para luego venderlas y prostituía a todo aquel que cayera en sus redes. Además, hablaba de estafas y extorsiones con material de nenas de 14 años. Y, quizás, lo peor de todo: cada cosa que hacía la promocionaba en su canal de YouTube, a la vista del todo el mundo.

Siete meses después de ese llamado, la Justicia comprobó que la denunciante no mentía en nada de lo que había dicho. Peor aún, se había quedado corta. Lo que hacía el sospechoso era aún más grave de lo que pensaban.

La denuncia de la mujer recayó en la Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora, a cargo de Sergio Mola, y en el Juzgado Federal del juez Federico Villena. La investigación comenzó con distintos trabajos de inteligencia que quedaron a cargo de la Policía de la Ciudad.

Lo primero que se hizo fue comprobar que, efectivamente, Montes de Oca tenía dos canales de YouTube bajo su dominio: lo que se vio allí desagradable. El acusado muestra a menores de edad firmando supuestos contratos y se vanagloria de haber “contratado” a una chica porque le practicó sexo oral.

Días más tarde el acusado fue procesado por delitos realmente graves: “Trata de personas con fines de explotación sexual agravado por haberse cometido mediante engaño, promoción de la prostitución, abuso sexual agravado por haber sido cometido con triple acceso carnal, por haber generado un grave daño en su salud mental y por haber tenido conocimiento de ser portador de una enfermedad de transmisión sexual grave y haber existido peligro de contagio”.

Cristian Montes de Oca, más conocido como “El rey del Voxer”, tuvo la oportunidad de defenderse desde la cárcel. Mediante un zoom en el que estaban presentes su abogado, el juez Villena y su secretaría, el fiscal lo indagó. Sin embargo, solo se limitó a decir: “Me voy a negar a declarar en esta oportunidad”.

Acto seguido tomó la cámara de la computadora y la apuntó directo a sus genitales. El procedimiento debió suspenderse.

Relacionadas

SE CUMPLE UN MES SIN LOAN: QUÉ SE SABE

Redacción

El Gobierno intervino la ANAC

Redacción

La Policía de la ciudad usará armas de letalidad reducida

Redacción