Paraná

Robo de bebés: condenaron a 13 años a Marino González

En Paraná condenaron a un represor por robo de bebés y sustitución de identidad, por el caso de los mellizos Valenzuela Negro

El Tribunal Oral Federal de Paraná condenó este martes, por mayoría, a 13 años de prisión al represor Marino González, como coautor de robo de bebés nacidos en cautiverio durante la última dictadura cívico militar en el Hospital Militar de la capital entrerriana.

La condena fue en sintonía con los 13 años de cárcel que había solicitado en los alegatos la Fiscalía, y distante de la prisión perpetua o 25 años subsidiariamente que habían peticionado las querellas.

En el adelanto de sentencia leído pasado el mediodía por la presidenta del Tribunal, Noemí Berros, Marino González fue encontrado coautor del delito de “sustracción de menores de 10 años del poder de sus padres, tutor o persona encargada”, en concurso ideal con el delito de “supresión del estado civil de menores de 10 años”, es decir, robo de bebés y sustitución de identidad.

El represor Marino González sumó una condena por robo de bebés.

Estos delitos fueron cometidos por el represor en dos hechos: los mellizos hijos de los detenidos desaparecidos Raquel Negro y Tulio Valenzuela. Los bebés, uno de cada sexo, nacieron en el Hospital Militar de Paraná en marzo de 1978; la niña mujer restituyó su identidad recién en 2008, mientras que el mellizo varón continúa desaparecido.

Además, el Tribunal consideró que los crímenes cometidos configuran delitos de lesa humanidad. El martes 30 de noviembre, a las 13, se dará lectura a los fundamentos de la sentencia.

Por otro lado, en la sentencia se resolvió la realización de un informe pericial sobre el actual estado de salud del condenado González, a fin de que se evalúe si está debe seguir gozando de prisión domiciliaria o bien está en condiciones de cumplir la condena en una unidad penal. Esta pericia deberá ser realizada por parte del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de al Nación.

Últimas palabras
Antes de dar a conocer la sentencia, la jueza Berros concedió a Marino González la oportunidad de decir unas últimas palabras. “Soy inocente respecto de lo que se me acusa y no voy a decir nada más”, se limitó a manifestar el represor, quien participó del juicio conectado a la plataforma Zoom desde su casa en la ciudad de Santa Fe. González también se había abstenido de declarar durante el desarrollo del debate de este juicio.

Segundo juicio
Marino González fue juzgado por segunda vez por el caso de los mellizos Valenzuela Negro. En la anterior oportunidad, en 2011, había sido absuelto; pero la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó que se dictara un nuevo veredicto.

González, de 76 años, tiene dos condenas a prisión perpetua, dictadas ambas por el Tribunal Oral Federal de Rosario en las causa Guerrieri I y Guerrieri II. Una de esas condenas fue, justamente, por el secuestro de Raquel Negro, la madre de los mellizos. Fue por eso que la Corte ordenó el nuevo juicio, puesto que no pueden existir dos sentencias contradictorias.

El Tribunal Oral Federal de Paraná estuvo presidido por Noemí Berros, acompañada de Jorge Sebastián Gallino y José María Escobar Cello. Además intervinieron el fiscal José Ignacio Candioti y los representantes de las querellas de Abuelas de Plaza de Mayo, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, la Asociación Civil HIJOS Paraná y los hijos de Raquel Negro, Sabrina Gullino y Sebastián Álvarez, quienes buscan a su hermano nacido en cautiverio en el Hospital Militar de Paraná. González tuvo un defensor oficial, Alejandro Castelli, quien en los alegatos pidió la absolución.

Relacionadas

Paraná: primera jornada de vacunación libre en la calle

Redacción

Accidente en Ruta 11: tres hospitalizados tras vuelco frente al Inta Paraná

Redacción

Nuevo secretario general del Suoyem será Fabricio Gómez, quién derrotó por más de 300 votos a la lista encabezada por Hugo Vázquez

Redacción
WhatsApp chat