Novedades

Muestra Anual Escuela de Educación Integral N° 21 Dra. Celia Ortiz de Montoya

Compartelo:

La Escuela Especial Celia Ortiz de Montoya se encuentra ubicada en la esquina de calle las chanas y facundo del B° Anacleto Medina Norte con 33 años de vinculación intensa con los barrios Anacleto Medina, Gaucho Rivero y otros de la zona.

La Directora de la Institución Paula herrera  visitó los estudios de  Radio Online Paraná invitando a la muestra anual de la escuela la que lleva 33 años , la Escuela Especial Nº 21 Celia Ortiz de Montoya se ha constituido en una institución clave de la vida cotidiana de una gran barriada de la ciudad de Paraná.
Abrió sus puertas el 1 de junio de 1987 para atender a la población de los barrios Anacleto Medina, Gaucho Rivero, Santa Rita, San Jorge desde los que llegan cada mañana alrededor de 80 chicos, de entre 6 y 14 años, que cursan sus estudios en la institución.

“Esta escuela fue creada para atender la discapacidad intelectual, problemas de aprendizaje”, definió la directora . confiesan que un desafío permanente para la institución es poder cumplir específicamente con el rol para el cual fue creada.
Hay una búsqueda de que los problemas de conducta, las dificultades en el aprendizaje puedan ser abordadas por la escuela común. Sería este el modo en que esta escuela especial pueda abocarse exclusivamente a su fin.
“Nosotros pretendemos lograr la inserción del niño en la sociedad, lograr una alfabetización funcional aquellos que puedan lograrla, preparar para el trabajo en otros casos”.
Dio cuenta de la particularidad de una escuela en la que “muchos de los chicos vienen de recorrer la escuela común, vienen con muchas frustraciones”. “No pueden acceder a la lectoescritura y al cálculo como lo logran otros niños. Necesitan de recursos y estrategias diferentes, específicas para lograrlo.

Es aquí donde aparece un borde en la tarea de la institución que apuesta en el tratamiento con cada chico, y siempre que sea posible según el caso, a la reincorporación a la escuela integral. Asumen que no es fácil, que la escuela debe cumplir ciertos requisitos de cantidad de alumnos, de disponibilidad del docente.

“Hemos abordado tradicionalmente los problemas de conducta, casos de violencia, problemas de aprendizaje en chicos que no pueden aprender en los tiempos caracterizados como normales”, se explicó.

CONTENER. La escuela, ante estos casos, termina siendo una contención fundamental para el niño y la familia.
“Algunos chicos están un tiempo, se trata de integrarlos, se les brindan los recursos para aprender a leer y escribir, algunos lo logran”, relató  que puso énfasis en la relación con la familia.
“Hay todo un proceso lento, sostener cambios en el tiempo, contar con la ayuda de la familia. Los chicos llegan y enseguida se notan cambios porque esta es una escuela más chica, por ahí los docentes tienen otra preparación (son docentes de Educación especial).

La imagen puede contener: 8 personas, personas sonriendo

Es distinto el trato, el vínculo que se establece y los tiempos que acá se flexibilizan junto con los espacios y los grupos”, puso como ejemplo.
La directora puntualizó: “Acá no es requisito aprender en un año determinada cantidad de contenido. Si un chico no está preparado para un grupo se lo pasa a otro, los tiempos son móviles, los grupos también

La escuela, termina siendo una contención

fundamental para el niño y la familia

Compartelo:

Relacionadas

CADERO PRESENTARÁ UN STAND PROTOTÍPICO DE PODCAST Y CAPACITARÁ SOBRE PRODUCCIÓN INTEGRAL EN CAPER 2019

Redacción

FM Lider 107.3 de General Ramirez Celebra sus 9 Aniversario

Redacción

Agua Nuestra aprobó auditoría seguimiento de su Sistema de Gestión de Calidad

Redacción