Provinciales

Tras un año sin brillo y color, este sábado vuelven los carnavales a Entre Ríos

Además del Carnaval del País de Gualeguaychú, en todo Entre Ríos se juega con espuma. El público interactúa en la pista, se disfraza y utiliza máscaras, y en otros corsórdromos se disponen mesas y espacios VIP.

El color, brillo y alegría de los carnavales, tras un año de inactividad por la pandemia del coronavirus, convocan a disfrutar de la próxima temporada turística en varias ciudades de Entre Ríos, con precios accesibles y la posibilidad de utilizar la devolución del programa nacional PreViaje.

Además del Carnaval del País de Gualeguaychú, en todo Entre Ríos se juega con espuma. El público interactúa en la pista, se disfraza y utiliza máscaras, y en otros corsórdromos se disponen mesas y espacios VIP.

Para ingresar a la provincia no se necesita test de Covid-19 negativo, ni seguro sanitario ni carnet de vacunación, pero sí gestionar el “Certificado Turismo”, aunque para ingresar a boliches, recitales y eventos masivos se requiere el Pase sanitario.

Entre Ríos y 14 de sus ciudades cuentan con el sello internacional “Safe Travels”, del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, que garantizan una gestión “proactiva y responsable” ante el Covid-19.

La provincia cuenta con unas 50.000 plazas hoteleras y extra hoteleras, sin contar casas y departamentos de alquiler temporario, que para la primera quincena de enero, el 90% ya fueron reservadas, y llega al 95% o 100% en ciudades con carnavales.

“Trabajamos mucho junto al Gobierno nacional y los prestadores turísticos para que la reactivación sea realidad”, dijo el gobernador, Gustavo Bordet.

Entre Ríos se prepara “con muy buenas expectativas”, dijo a Télam el secretario de Turismo, Gastón Irazusta, ya que prevén recibir más de 1.500.000 visitantes en el verano en los tres corredores turísticos: de los ríos Uruguay y Paraná y el del centro.

Los carnavales entrerrianos manifiestan una gran gama de expresiones de liberación espiritual y corporal a través de la danza, música y teatro, manteniendo sus culturas en uno de los espectáculos más sorprendentes y atractivos, con ritmo, color, estilo y alegría.

El Carnaval del País, la fiesta a cielo abierto más grande del país, se destaca en Gualeguaychú, a 230 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, con una puesta en escena de plumas, disfraces, luces, elegancia, alegría y energía.

La edición 2022, que tendrá lugar los fines de semana entre el 8 de enero y el 28 de febrero, mostrará a las cinco comparsas compitiendo por el trono por primera vez, con 250 integrantes cada una.

Se presentarán todos los sábados de enero y febrero y el fin de semana del 26 al lunes 28 de febrero, con entradas que van desde 1.500 pesos y que se pueden adquirir en ventas.carnavaldelpais.com.ar.

Hasenkamp, a 78 kilómetros de Paraná, festeja el carnaval desde hace más de 35 años con lujosos trajes, bandas en vivo y batucadas para unas 10 mil personas por noche.

Desde 1970 Victoria es la capital provincial del carnaval, con la fiesta más tradicional llena de máscaras, carruajes, escolas, murgas, batucadas, disfraces y el característico juego con espuma, todo a 100 metros del Casino Victoria.

Los tradicionales carnavales de Santa Elena, en el noroeste de Entre Ríos, presentan entradas muy accesibles con gran calidez y ritmo, al igual que en Concordia con unos 800 pasistas por comparsa.

En Concepción del Uruguay, Villaguay, Gualeguay y La Paz, entre otras, las murgas y batucadas también se preparan durante todo el año para llenar de festejo las noches veraniegas.

Los menores de 12 años y discapacitados no abonan entrada en los carnavales de Federación, en el noreste de Entre Ríos y a la vera del lago Salto Grande, a poca distancia de las termas, uno de los atractivos de esa ciudad.

Las primeras termas de la Mesopotamia argentina, construidas en 1994, toman aguas del Acuífero Guaraní a 1.268 metros de profundidad, el mismo del que se nutren las termas de Uruguay y Brasil, y poseen unas 10 piletas con olas y cascadas.

La provincia fue declarada “Capital Nacional de los Circuitos Termales”, y cuenta con otros 15 complejos de ese tipo en 13 ciudades, con más de 125 piletas con aguas de diferente tipo, complejos de masajes y productos autóctonos.

Paraná, capital provincial, presenta tres niveles de barrancas en las 44 hectáreas de su Parque Urquiza sobre el río Paraná, una postal que define su perfil con hábitos de pueblo grande, amigable y atractiva para un turismo que busca naturaleza, cultura e historia.

Relacionadas

Alerta amarilla por tormentas para gran parte de Entre Ríos

Redacción

Carnaval de Gualeguaychú: la tercera noche brilló con 14 mil personas

Redacción

Domingo empezó lluvioso y seguirá inestable: cuándo llegará el cambio de tiempo

Redacción
WhatsApp chat