Espectaculos

Fuerte carta de la sobrina de Cerati ante la intención de ponerle el nombre del músico al CCK

Se llama Valentina Cañeque y es la sobrina del gran músico. Decidió escribir una valiosa carta en la red social y mostrar un poco la posición de la familia ante el uso político del nombre Cerati.

Un usuario de change.org, la plataforma de peticiones y «cambio social», armó un pedido para que se cambie el nombre del Centro Cultural Kirchner (CCK) por el de Gustavo Cerati, en homenaje al músico fallecido en 2014, y en un día juntó más de 20.000 firmas que apoyan la demanda.
El usuario de change.org Emiliano Sab argumentó en su pedido que el cambio de nombre debería hacerse «por una cuestión general y de cultura», porque «si bien la política es cultura no es lo suficiente como para representar un centro cultural», y, en cambio, la música «es mucho más cultural». También escribió que en «la política (…) hay mucha corrupción, muertes, robos, etc.»

La petición tiene como meta las 25.000 firmas y será entregada «al Estado, al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Casa Rosada».
Change.org, la plataforma de peticiones y cambio social más grande del mundo, con más de 100 millones de usuarios, hizo anoche un Facebook Live (una transmisión en vivo vía Facebook) para «medir» la reacción de usuarios ante la posibilidad del cambio de nombre. De las 258.711 reproducciones, 12.459 manifestaron que cambiarían el nombre del CCK, 7454 dijeron que no y casi 25.000 personas sugirieron otros nombres.

La miseria planificada y la mentira organizada que cada día pretenden hacernos creer no tiene límites, y la persona que hoy NO QUIERA verlo, se encuentra sin dudas en el lugar que nunca quisiera estar y que jamás eligiría como argentina.

No hace falta volcar acá cada una de las razones por las cuales hoy este país y los argentinos estamos siendo denigrados, pisoteados, silenciados y mutilados.

Ahora el señor Presidente, que no se cansa ni un ratito de pensar en él y en su círculo de legendarios opresores y escritores de una historia que nada tiene que ver con la realidad, pretende, entre otras cosas, cambiar el nombre del Centro Cultural Kirchner por el de Gustavo Cerati. Con qué derecho? Con qué cara? No hablo como familiar, no hablo como kirchnerista, ni como periodista, hablo como argentina y como amante de mi país y desde mi fuerte convicción. Hablo como testigo de los últimos 20 años de historia, hablo como víctima de una realidad que repudio y que cada día me duele un poco más. Si antes me preguntaba qué límites podía llegar a tener este gobierno, ahora sé que la respuesta es NINGUNO. Porque si creí en algún momento que algo (llamalo tacto, llamalo falsedad, llamalo sutilezas) podía resultar un desacelerador de los procesos tremendos que estamos atravesando, entiendo hoy que nada de eso existe.

Porque una vez más, la perversidad y la codicia humana están a cargo del poder y aquí los resultados que sólo a los que siguen esa línea pueden contentar.

Relacionadas

Murió el actor Claudio Rissi, protagonista de «El Marginal»

Redacción

Preocupación por Alcides: sufrió un accidente en una pileta y casi se ahoga

Redacción

Conmoción: murió el actor Aldo Pastur, el galán de las telenovelas de los 80

Redacción