Espectaculos

Natalia Oreiro confesó que excéntrica (y súper costosa) decisión tomará al retirarse de la actuación

La morocha siempre tuvo algo muy en claro: al cumplir 40 se retiraría de la actuación y… La actriz confesó que, al abandonar la actuación, le gustaría cumplir un sueño fuera de lo común que cambiaría su vida para siempre. ¿Mollo se copará?

Además de ser bella y talentosa, Natalia Oreiro forma parte de ese grupo de mujeres que siempre rompen el molde. Generalmente, tiene una forma de ser que genera amor y odio. Algunos, adoran que sea tan libre y que no encaje en ningún casillero. Otros, le tildan de excéntrica y se fastidian al escuchar sus declaraciones.
Ni bien confesó que al hijo que tuvo con su pareja, Ricardo Mollo, lo llamaría Atahualpa, más de uno se apiadó del niño. Muchos la trataron de loca, ¡y hasta le sugerían otros nombres! Una locura, ¿no? Bueno, si ustedes son uno de esos individuos que no soportan que la actriz haga y sienta diferente, prepárense para conocer el mayor deseo de la artista. Al cumplir 40, la morocha siempre tuvo algo muy en claro: se alejaría de la actuación y, ¡se mudaría a una isla desierta! Si, leyeron bien: a una isla. «¡Hasta averigué cuánto costaba una en Brasil! Pero sí, el campo la reemplazó. Cuando era chica dibujaba un círculo y un puntito en medio. Y decía que era mi isla y yo, el puntito, ahí sola. Me gusta la soledad, pero ahora tengo una familia», confesó.
Si bien Nati no se mudará a una isla, cumplirá con parte de su sueño: tomarse, al menos, seis meses lejísimos de su carrera y de los medios. Ni bien se estrene la película que acaba de protagonizar, Gilda, no me arrepiento de este amor, se despedirá de nosotros para dedicarse exclusivamente a su familia. ¿Volverá a actuar? No lo sabemos. La única certeza es que, por aquí, se la va a extrañar.

Relacionadas

Agustina Gandolfo: transparencias y una filmación “para quemar esos glúteos”

Redacción

Tras salir de la casa de Gran Hermano, deslumbró con fotos de alto voltaje

Redacción

Ratoneó a sus fans al desabrocharse el pantalón y sacarse la remera

Redacción