Mundo

Tres cosmonautas rusos arribaron a la Estación Espacial Internacional vestidos de azul y amarillo

Fue el primer arribo al laboratorio orbital desde que comenzó la invasión de Rusia a Ucrania. Los astronautas aclararon que vestían así porque tenían trajes amarillos acumulados y debían usarlos

Anoche, tres cosmonautas rusos llegaron a la Estación Espacial Internacional (EEI) vistiendo trajes espaciales amarillos y azules, colores que remiten a la bandera de Ucrania, en el primer arribo de astronautas al laboratorio orbital desde que se inició la invasión de Rusia.

Se trata de los cosmonautas de la agencia espacial rusa Roscosmos, Oleg Artemyev, Denis Matveyev y Sergey Korsakov, que despegaron con éxito de las instalaciones de lanzamiento de Baikonur en Kazajstán, alquiladas por Rusia, en su nave espacial Soyuz MS-21.

El particular color de los trajes espaciales llamó la atención de muchos, ya que los cosmonautas habían subido a la nave espacial con trajes blancos y azules, por lo que cambiaron sus vestimentas en las tres horas que pasaron desde que atracaron hasta que abrieron la escotilla para unirse a sus nuevos compañeros. Hoy la EEI tiene 5 cosmonautas rusos, 4 astronautas estadounidenses y uno alemán.

Amenazas y cancelaciones

La guerra ha provocado la cancelación de lanzamientos de naves espaciales y contratos rotos. El jefe de Roscosmos, Dmitry Rogozin, advirtió días atrás que EEUU tendría que usar “palos de escoba” para volar al espacio después de que Rusia dijera que dejaría de suministrar motores de cohetes a las empresas estadounidenses. Sin embargo, a muchos les preocupa que Rogozin esté poniendo en riesgo décadas de una asociación pacífica en la estación espacial.

El administrador de la NASA, Bill Nelson, restó importancia a los comentarios de Rogozin y le dijo: “Ese es solo Dmitry Rogozin. Habla de vez en cuando. Pero al final del día, termina trabajando con nosotros”.

“Las otras personas que trabajan en el programa espacial civil ruso son profesionales. No pierden el ritmo con nosotros, los astronautas estadounidenses y el control de la misión estadounidense. A pesar de todo eso, en el espacio, podemos cooperar con nuestros amigos rusos, nuestros colegas”, completó Nelson.

El astronauta de la NASA Mark Vande Hei, quien el martes rompió el récord de un solo vuelo espacial de EEUU de 340 días, debe abandonar la estación espacial con dos rusos a bordo de una cápsula Soyuz para aterrizar en Kazajstán el 30 de marzo. En abril, otros tres astronautas de la NASA y uno italiano despegarán hacia la estación espacial.

Relacionadas

Un avión de pasajeros de Saurya Airlines se estrelló durante las maniobras de despegue en el aeropuerto de Katmandú

Redacción

Donald Trump fue herido en un atentado durante un acto de campaña en Pensilvania

Redacción

Una marca fabricará autos con robots humanoides

Redacción